Son fragancias que se basan en elementos que dan la sensación de frescura y naturalidad, esta familia esta enfocada generalmente a perfumes masculinos y esa sensación de frescura la podemos obtener de 3 formas diferentes:

Aromáticos: son aquellas fragancias y perfumes que obtienen sus notas frescas a través del olor de una o varias hierbas aromáticas como el tomillo, la lavanda, la salvia y el romero mezclados con especies como la pimienta.

Fougere: La palabra fougere traduce helecho, pero esto no significa que la fragancia tenga el olor característico de esta planta, sino que tiene la intención de evocar el ambiente de un bosque, por eso también se conocen como perfumes "verdes" por que intentan incluso recordar ese olor del pasto recién cortado. Se desarrollan generalmente con notas de lavanda, musgo, madera y cumarina que dan la sensación de humedad y frescura del bosque. Usualmente a esta base se le pueden añadir matices aromáticos, florales, frutales o algunas especias como cilantro, tomillo, romero o artemisa, que combinan a la perfección.

La otra forma de obtener perfumes frescos es con las notas acuáticas. Estos evocan el agua de las cascadas, el mar o el aire. La componen esencialmente notas de pepino, bambú, sandia, ozono, loto, calone, algas, entre otras. Algunas veces para este grupo se suelen emplear notas más sintéticas, desarrolladas en laboratorio que logran recrear dichos olores o sensaciones. Los aromas son transparentes, frescos, naturales y limpios.

Dog